26/07/2021

10 consejos a tener en cuenta antes de internacionalizar tu eCommerce

Traspasar fronteras en terreno online es hoy más fácil que nunca, o al menos eso parece porque tenemos el mundo entero al alcance de nuestras manos sin tener que movernos de la silla. Un simple ordenador es una ventana al extranjero y eso nos hace pensar que, con poco que hagamos, nuestra eCommerce estará vendiendo en piloto automático de manera internacional.

Parte de esto es cierto, no podemos negar que el acceso al mundo es una realidad. Pero, cuando cruzas el charco, hay que tener algunos aspectos en cuenta. Sobre todo, hay que tener una buena estrategia de internacionalización. Sin estrategia y sin hacer caso a estos consejos que hoy vamos a darte, tu negocio en Internet podría fracasar, igual que suelen fracasar aproximadamente el 90% de los nuevos negocios digitales en su primer año de vida.

1. Realiza estudios de mercado

Puede que tu negocio esté familiarizado con hacer estudios de mercado o no. Lo ideal hubiese sido que cuándo tu empresa salió a la luz, se hubiera hecho un estudio exhaustivo del mercado al que te dirigías en ese momento. Pero sabemos que muchos negocios omiten este paso tan importante para pasar directamente a la acción. ¿Está mal hecho? Bueno… realmente, en cuanto a éxito no hay nada escrito, pero tu empresa siempre estará mejor organizada y conocerá mejor los objetivos si se realiza este paso.

Ahora que vas a dar un paso más y vas a meter cabeza en mercados internacionales, te recomendamos que repases primero tu estudio de mercado local y, a falta de él, te plantees trabajarlo de cero. No obstante, lo que importa ahora es que te adaptes al mercado al que quieres trasladar tu negocio, y por ello, tendrás que investigar a fondo el país: quiénes son los players (competidores, proveedores, distribuidores…) del mercado, cuál es la estabilidad de precios, o, simplemente, cuál es la legislación vigente en ese terreno.

2. Traducciones Profesionales

Tu tienda online será tu escaparate al mundo y como tal debe estar preparada para ser accesible a usuarios que hablen otros idiomas. Una traducción profesional, por lo tanto, es crucial para mantener la confianza de todos tus compradores. Pero ¡no! Si estás pensando en el traductor automático de Google, quítatelo de la cabeza. Este te sirve para sacarte de un apuro al pedir una cerveza en un bar en el extranjero o para pedir indicaciones cuándo hagas turismo, pero no para dejar la facturación de tu negocio en sus manos.

Lo ideal es que contrates a un profesional que, además de traducir de manera correcta, sea capaz de localizar todos los textos de tu tienda online. ¿A qué nos referimos con esto de localizar? Ya sabes que hay expresiones y palabras en español, que carecen de sentido al traducirlas a otros idiomas, ya sea por la diferencia de culturas o porque no existan. Un profesional que sea capaz de traducir y localizar adaptará todos tus textos a la cultura del país al que te dirijas.

3. Sistemas de pago local

En España estamos muy acostumbrados a sacar la tarjeta de crédito o débito para todo y olvidarnos de otros métodos de pago. Aunque, en una tienda online debemos tener siempre disponibles los distintos métodos de pago más usados. Cuando piensas en otros países tienes que abrir tu mente. No es la misma cultura, no son las mismas costumbres, y, desde luego, no tienen los mismos hábitos con los que tú y tu público actual estáis familiarizados. De esta manera, la sensación de seguridad del consumidor será mayor y la rapidez a la hora de realizar el pago también se verá afectada. Ni que decir tiene que esto proporciona una buena experiencia de usuario.

Por eso, lo principal antes de empezar a exportar a otro país es analizar los sistemas de pago más utilizados allí. No es necesario facilitar el pago con todas las formas posibles, pero sí con las que sean más populares. La transferencia bancaria, la pasarela de pago o PayPal son los principales métodos de pago en la Unión Europea, aunque siempre puede haber diferencias.

4. Moneda local

Escogidos los sistemas de pago adecuados, quedaría pensar en la moneda local del país o países a los que vamos a dirigirnos. Cuando un consumidor se interesa por un producto y observa el precio en una moneda extranjera, puede que se asuste. Sobre todo, si la cifra es superior a la que corresponde en su país. Hacer una conversión es sencillo, buscas en Google conversor de moneda online y en dos clics lo tienes, pero seamos sinceros, los consumidores no van a tener la paciencia de hacer eso, y de hacerlo, la experiencia de usuario se vería negativamente afectada.

Para esto, te recomendamos tener un proveedor que te permita la gestión de compras, ventas, pagos y cobranzas, expresados en distintas monedas de forma automática. Es la opción más cómoda para ti y la más cómoda, sencilla y rápida para tus consumidores.

5. Atención al cliente local

Imagina que uno de tus clientes, residentes en uno de los países en los que has decidido exportar tus productos, tiene algún incidente con su pedido. Tendrá que hablar con uno de los trabajadores de tu servicio de atención al cliente, y tendrá que hablar en el mismo idioma que él maneja. Hablarle en otro idioma no da confianza y hacer una traducción rápida con Google Translator es una solución cutre y poco acertada, porque lo que le comuniques a tu cliente podría estar lejos de lo que deberías transmitirle.

Ofrece un número de teléfono local o incorpora un chat en línea en la tienda, pero siempre ten trabajadores que conozcan el idioma y la cultura de los países en los que hayas abierto mercado.

6. Legislación local

Ya hemos mencionado más arriba la importancia de tener en cuenta la legislación vigente del país al que te dirijas. Esta es una cuestión muy amplia y compleja porque las normas y leyes cambian bastante dependiendo del país. Incluso, muchas cambiarán en el futuro, por eso es importante tener siempre cerca alguien que pueda orientarte legalmente de todas estas leyes y normas.

Por norma general, debes fijarte de si el país al que te diriges permite el envío de tus productos o si estos productos van a retenerse en aduanas hasta el pago de ciertas tasas. Si hay tasas de por medio, no te quedará otra que hacerle saber al cliente de forma clara cuáles son para que se sienta seguro y no se sienta estafado.

7. Logística

La logística es otra pieza importante en la internacionalización de tu eCommerce. Esto es porque las fases por las que pasa un pedido desde que un cliente lo realiza, hasta que lo recibe en su casa, no son las mismas en cada país. Fijar una buena estrategia es crucial para tener a todos tus clientes felices. ¿Por qué? Pues porque lo habitual es que los gastos de envío se encarezcan cuando salen del país, que el tiempo de entrega sea superior… Bueno, es lo habitual, pero debes intentar llegar a un punto intermedio y para ello deberías contar con un proveedor de servicios logísticos con capacidad de gestión logística internacional.

Un proveedor que cuide de tus productos, que te prometa unos plazos de entrega máximos coherentes con tu política de empresa y que te dé la posibilidad de conocer el estado del pedido en tiempo real.

8. Gastos de envío

Hemos hablado de los gastos de envío en el punto anterior, pero queremos hacer hincapié en ellos porque, a veces, son los responsables de que una venta se realice o no. Los consumidores de algunos países como Alemania, no están familiarizados a pagar por los gastos de envío. En otros países, los repartidores no suelen llamar a la puerta, sino que son los mismos clientes los que prefieren desplazarse a la oficina de correos más cercana a su domicilio.

Cuando trasladas tu negocio a otro mercado, tienes que valorar todas estas opciones y fijar los costes correctos (o, mejor dicho, coherente) para cada público. De fijar gastos de envío elevados, estos se percibirán de forma negativa y las posibilidades de compra se reducirán.

9. Estrategia de Marketing Local

Hoy en día, centrarse en este punto es crucial para la supervivencia de toda eCommerce. Y, aquí no hablamos solo a nivel internacional, sino también nacional. Si cuentas con un departamento de marketing, deberían diseñar una estrategia acorde con el perfil de tus potenciales clientes, pero al dirigirte a otro país, tendrán que tener en cuenta también el comportamiento de ese cliente en ese entorno en concreto. Si no tienes departamento de marketing, también puedes plantearte externalizar este servicio o bien a una empresa local del país seleccionado, o bien de tu país, pero que tenga en cuenta todo lo que te hemos comentado.

Otro punto importante en una buena estrategia de marketing es el posicionamiento SEO. Aunque tengas bien posicionada tu tienda online a nivel nacional, necesitas tener una visión más amplia y optimizar la web de tu negocio teniendo en cuenta no solo a Google, sino también los motores de búsqueda más populares en el país destino.

10. Fiscalidad

Si sigues todos estos consejos que te hemos dado, aún te faltaría un punto importante a tener en cuenta: la fiscalidad. Ten por seguro que necesitarás un buen asesor fiscal o un buen programa de contabilidad y facturación que te ayude a llevar el día a día y que te informe en temas de impuestos y legalidades en el extranjero.

Te hemos dado 10 consejos que deberías seguir y tener en cuenta a la hora de internacionalizar tu eCommerce. No obstante, esto no quiere decir que tengas que hacerlo todo tú. Por suerte, existen plataformas de eCommerce muy completas que pueden ayudarte a tener todos estos aspectos controlados.

Cada 2 semanas, nuestra newsletter e-commerce

Al enviar este formulario, acepto que PrestaShop S.A utilice los datos que he facilitado para el envío de boletines y ofertas promocionales. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento por medio del enlace que figura en los correos promocionales que recibes. Obtén más información sobre la gestión de tus datos y derechos.

Artículos que pueden interesarte