04/01/2022

La sostenibilidad, un factor con cada vez más peso para los compradores

La mayoría de los clientes potenciales de una tienda online saben que la sostenibilidad es un factor de vital importancia. A mayor rapidez de entrega, más contaminación. Si aumenta el número de pedidos, mayor será el consumo de recursos. Aspectos como el cambio climático han dejado de ser una posibilidad para convertirse en una realidad que se vive a diario.

Según comenta SEUR en la cuarta edición de su E-Shop Barometer, un 77 % de los compradores españoles confirman que les preocupa que el comercio al que realizan un pedido tenga en cuenta el respeto por el medioambiente. Es más, un 51 % de los compradores denominados ecoselectivos (los más ocasionales) estarían dispuestos a pagar más si se les confirma que tanto el transporte como el empaquetado son totalmente sostenibles.

La Radiografía del consumidor responsable 2021 publicada por Jealsa hace unos meses también apunta en este sentido. Según dicho estudio, la sostenibilidad y el cuidado medioambiental influiría en el 60% en la decisión de compra de los españoles. Además, un 79% de los compradores de nuestro país cree que es importante o muy importante que las organizaciones dispongan de sus propios programas de Responsabilidad Social Corporativa.

Un 52% incluso tendría predisposición a consumir solo productos que certifiquen la procedencia sostenible de las materias primas que emplean. Asimismo, un 66% defiende que las empresas faciliten y fomenten el empleo de materiales reciclables en los envases que utilizan.

En el caso de los compradores online europeos la preocupación es incluso mayor. A un 75% les gustaría que las empresas, grandes y pequeñas, tomaran medidas de desarrollo sostenible, según un estudio realizado por la compañía logística UPS.

Por lo tanto, no se trata ya ni de una tendencia ni de una estrategia de marketing, sino de una preocupación real que puede terminar incidiendo en los resultados comerciales de tu comercio electrónico.

Consejos para que tu eCommerce sea más sostenible?

La adaptación debe ser total y fácilmente comprobable por cada cliente. Comienza con lo que te explicamos en los siguientes apartados.

La revisión del catálogo comercial

Es muy aconsejable eliminar del catálogo productos que no sean biodegradables para reemplazarlos por otros más sostenibles. Sin embargo, esta decisión conlleva un coste mayor para el cliente final que puede paliarse ofreciéndole algún tipo de bonificación (puntos u ofertas concretas).

La apuesta por los productores locales permite acortar el tiempo de preparación de los pedidos, facilita la gestión del inventario y genera riqueza. Igualmente, en cada ficha descriptiva es necesario comentar cómo se fabrica el artículo. La transparencia es siempre un punto a favor que genera engagement y mejora el branding.

La mejora del embalaje

Lo primero que ve el cliente al recibir el pedido es su embalaje. Es esencial que elijas opciones de cartón o papel reciclado y, sobre todo, con el tamaño justo para el producto que se envía. Puedes adjuntar la factura por correo electrónico. Te recomendamos incluir toda esta información en la página web para dejar constancia de que la política de envíos es respetuosa con el medioambiente.

El envío, la clave de la última milla

Resulta indispensable revisar la cantidad de dióxido de carbono que emiten los vehículos usados para el reparto. Hay algunas agencias de transporte que apuestan ya por la sostenibilidad con el uso de vehículos eléctricos.

Es importante igualmente que se inste al cliente a que no opte por una entrega a una hora concreta o por recibir su paquete siempre en su domicilio o negocio. En este sentido, abaratar el coste del envío subrayando que la sostenibilidad mejora si va a recoger su pedido a un punto de entrega cercano es siempre positivo. No en vano, el World Economic Forum comenta que la clave del éxito en la sostenibilidad de la logística consiste en mejorar la conocida como «última milla». Evitar los diversos intentos de entrega supone un ahorro de emisiones más que considerable.

Por otro lado, es interesante que colabores con algún tipo de propuesta en la que se abone una cantidad de dinero dependiendo de la cantidad de dióxido de carbono que se emita. La compensación ha de hacerse pública para que el cliente conozca tu preocupación por este aspecto.

En relación con las entregas, un estudio realizado por Deloitte confirma que en España se reparten diariamente un millón y medio de paquetes. Un conductor de una agencia de transportes en una gran ciudad pierde 48 horas al año en diversos atascos. Lo anterior genera que el 25 % de las emisiones de dióxido de carbono provengan del transporte de mercancías y que la flota de vehículos de las distintas agencias genere el 20 % del tráfico de una ciudad.

Semejantes datos han aumentado desde el inicio de la pandemia. El confinamiento hizo que el número de pedidos se incrementase considerablemente, lo que conllevó una saturación de envíos. Este fue uno de los factores que provocó la búsqueda de alternativas como las arriba descritas.

Reducir el número de devoluciones

Has de saber que un alto porcentaje de devoluciones está provocado porque el producto recibido no coincide con el que aparece en la web. Para evitarlo, es importante mejorar la calidad de las fichas descriptivas e incluir fotografías más precisas que permitan conocer todos los detalles de lo que se va a pedir.

En caso de tratarse de un error en el tamaño o en la adaptabilidad del producto, te aconsejamos, de tener tienda física, que la devolución se produzca en persona para reducir la contaminación y conseguir que el cliente elija el modelo que mejor se ajuste a sus necesidades.

Los productos devueltos también pueden venderse en plataformas específicas a un precio inferior para, de este modo, compensar el gasto. Por otra parte, debes hablar con cada cliente para preguntarle el motivo de la devolución. Evitar futuros errores significará un importante ahorro de tiempo y de dinero.

Si especificamos en la política de devoluciones que el cliente que retorna más que compra será sancionado, resultará más fácil reducir las emisiones. También es importante permitir que cada cliente opine, fácilmente, sobre el producto recibido. Debemos incluir algunas preguntas específicas para que la valoración sea más concreta y ayude a otros clientes a comprar el artículo en cuestión.

Otras ideas

1. Controla el consumo energético

Aunque muchas tiendas online no cuentan con instalaciones físicas hay otras que sí las tienen. En estas se puede reducir fácilmente el consumo de energía. Puedes comprar enchufes programables, luces LED, instalar un sistema de calefacción o climatización más eficiente, etc.  

2. Reduce el uso de papel

Elimina su uso todo lo que puedas y aboga por la digitalización de procesos y documentación, intercambio de archivos digitales, etc.

3. Escoge bien tus proveedores

Puedes apostar por proveedores con compromiso ambiental o por aquellos más cercanos, para reducir la huella de carbono de cada desplazamiento.

4. Usa medios de transporte sostenibles

En la medida de lo posible usa vehículos híbridos o eléctricos propios o aboga por empresas que hagan los repartos con ellos. También puedes potenciar el carsharing o usar shuttles para el desplazamiento colectivo. Otra fórmula es incentivar a los empleados para que vayan a trabajar en bici o a pie.

5. Gestiona eficientemente los residuos

Todas las empresas generan residuos. En tu mano está el que sean los menos posibles o que se abogue por el reciclaje y la economía circular, reusando productos, materiales, maquinarias, etc.

 6. Mide tu huella de carbono

Las organizaciones pueden marcarse el medir cuál es su huella medioambiental y marcarse objetivos o acciones de minimización para reducirla.

La promoción de tu política de sostenibilidad

Para que un cliente sepa que te preocupas por el medioambiente, nada mejor que comentarlo claramente. Has de crear un apartado concreto en tu sitio web o tienda online donde se expongan detalladamente los factores anteriores. Lo mismo debe hacerse en las redes sociales e incluso en las notas de prensa que se envíen.

De hecho, también puedes hacer que los clientes tomen parte e incentivarlos por realizar ciertas acciones sostenibles a través de campañas promocionales.

Ahora bien, no es nada conveniente practicar el greenwashing, una estrategia que consiste en promocionar todo lo que vendemos como ecológico u orgánico sin serlo. Es más fácil comentar que se está en pleno proceso de adaptación y apostar por la transparencia para que los clientes puedan comprobar que es cierto.

El retorno de la inversión

Tras conocer cuáles son los cambios que realizar, es más que probable que estés totalmente de acuerdo, pero que el coste que conllevan no deja de ser un escollo importante que podría impedir su puesta en práctica. ¿Qué es mejor? ¿Seguir igual y comprobar cómo se reducen los beneficios o aprovechar que la sostenibilidad está de moda y es un factor imprescindible para aumentar las conversiones?

ERM, una consultora medioambiental, ha realizado un estudio durante la pandemia que ofrece las siguientes conclusiones:

  • El consumidor LOHAS (con un estilo de vida saludable y sostenible) es ahora el predominante. Se dividen, según el EY Future Consumer Index, en un 59 % que escogen marcas que ayudan a mejorar el estado de salud, un 17 % que prefiere las que apuestan por la sostenibilidad y un 16 % que prefiere las que aportan algún valor a la sociedad.
  • La sostenibilidad ha logrado cambiar el mercado y el tipo de marketing que se realiza. Según dicho estudio, solo el 30 % de los clientes se preocupa por el precio.

En el caso español, el 20 % de los clientes de un comercio electrónico revisa las políticas de sostenibilidad antes de comprar. Por suerte para los cibercomercios de nueva creación, un 73 % de los clientes del futuro preferirán un comercio local o pequeño antes que otras alternativas con mayor capacidad.

Es decir, cada céntimo invertido en aumentar la sostenibilidad de una tienda online repercutirá en la salud del planeta, pero también agradará a ese 75 % de millennials y de pertenecientes a la generación Z que consideran esencial la protección de nuestro entorno antes de decidirse a comprar algún producto.

¿Cómo han reaccionado las grandes tiendas?

La confirmación de que lo anterior es eficaz se ha comprobado en el progresivo cambio de dirección de plataformas como Amazon o Zalando. La primera indica que será en 2030 cuando la mitad de sus envíos serán no contaminantes. La segunda prefiere que los clientes paguen algo más si quieren un envío ecológico.

No olvides que el proceso de cambio para una gran plataforma siempre es mayor que para un comercio más pequeño, lo que te permite jugar con ventaja. Entendemos que puede parecer una odisea cambiar de proveedores (si ya tienes una tienda en marcha) o ponerse a buscar aquellos que sean más ecológicos, pero el resultado final merece la pena.

En Creacom te ayudamos a renovar el diseño de tu ecommerce con PrestaShop para adaptarlo fácilmente a las tendencias actuales que apuestan por la sostenibilidad. Comienza ya a convertir tu propuesta en una más ecológica y no tardarás en comprobar los positivos resultados de tu decisión. No es una tendencia, sino una inversión para garantizar el futuro del planeta y satisfacer a tu clientela de la mejor forma posible.

Otras vías para integrar la sostenibilidad

Hay otras fórmulas interesantes para que un ecommerce sea más sostenible. Una startup llamada Greenspark lo pone en bandeja. Ofrece a las tiendas online integrar su tecnología para que pueden ejecutar acciones sostenibles relacionadas con la evolución de su negocio. Así, pueden optar por plantar árboles por cada pedido que reciben, limpiar el plástico del océano por cada nuevo suscriptor de su newsletter, etc.

La plataforma ofrece un dashboard para llevar a cabo el seguimiento de estas acciones, hay badges y reconocimientos e incluso un perfil público que puede mostrar el nivel de compromiso.

Las acciones sostenibles que promueve Greenspark, además de tener un impacto positivo para el planeta también sirven para que las organizaciones puedan involucrar a los clientes y plantilla en el cuidado del medio ambiente.

Cada 2 semanas, nuestra newsletter e-commerce

Al enviar este formulario, acepto que PrestaShop S.A utilice los datos que he facilitado para el envío de boletines y ofertas promocionales. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento por medio del enlace que figura en los correos promocionales que recibes. Obtén más información sobre la gestión de tus datos y derechos.

Artículos que pueden interesarte