22/03/20237 min

¿Qué es branding y cómo construir una marca poderosa?

¿Quieres diferenciarte de la competencia, generar lealtad y confianza entre los consumidores y, en consecuencia, impulsar tus ventas? Entonces, es imprescindible que trabajes el branding, una de las piezas clave en el éxito de cualquier negocio o empresa.

Construir una marca poderosa requiere tiempo, esfuerzo y estrategias bien pensadas. Por ello, en este post exploraremos los conceptos básicos de branding y cómo crear una marca que se destaque en un mercado cada vez más competitivo.

 ¡Quédate que te lo contamos todo!

¿Qué es branding?

El branding es la estrategia o el proceso de construcción y gestión de una marca para llenarla de significados y posicionarse en la mente de los consumidores. Es la percepción que tienen los consumidores de una marca, basada en factores como su posicionamiento, misión, valores y comportamiento en el mercado.

También se le conoce como gestión de marca y es el proceso de construir una identidad corporativa y generar una conexión emocional con tus clientes para situarte en su Top of Mind.

Es más que un logotipo y un eslogan; se trata de cómo te percibe tu público, cómo te diferencias de la competencia y cómo comunicas tus valores, atributos y misión.

El objetivo del branding es generar una conexión emocional entre las marcas y los consumidores, de tal manera que se conviertan en una parte fundamental de la vida y las decisiones de compra de los clientes

Al lograrlo, las marcas pueden fidelizar a los compradores, aumentar sus ventas y generar un negocio rentable sustentado por una comunidad sólida y comprometida. 

Beneficios del branding

Una estrategia branding exitosa se traduce en beneficios, siendo los más importantes estos:

1. Te diferencias de la competencia

Una marca reconocible puede ayudarte a destacar en un mercado saturado, brindándote una ventaja competitiva sobre aquellos que no la tienen bien definida.

Al establecer una identidad distintiva para la marca, esta se identifica con facilidad entre las demás y es reconocida al instante por los consumidores. El brand awareness o reconocimiento de marca cumple su misión con creces. 

2. Conectas con los clientes

Una marca fuerte transmite el mensaje del negocio a los clientes potenciales, su propuesta de valor, dándoles una idea de lo que representa, lo que ofrece y por qué deberían elegirla sobre la competencia. 

También, puede mejorar la lealtad de los clientes, puesto que es más probable que reconozcan y recuerden tu negocio.

3. Brindas una experiencia coherente a los clientes

Una estrategia de branding ha de ser coherente en todas las campañas de comunicación y marketing

Es decir, usar en todas ellas el mismo nombre, logotipo, paleta de colores, tipografía, entre otros elementos gráficos. 

Todo ello facilita el brand awareness y genera confianza entre los clientes al transmitir una imagen corporativa consistente

4. Mejora tu reputación

Una marca sólida y bien establecida puede tener una reputación positiva en el mercado, lo que puede aumentar la confianza y la preferencia de los consumidores.

5.       Reconocimiento visual

Una identidad visual distintiva y coherente, como un logotipo, un color o una tipografía, puede ayudar a una marca a destacarse visualmente y a ser fácilmente reconocida.

¿Qué es una marca?

Si vas siguiendo la lectura, te has dado cuenta de que hemos usado varias veces el término marca y es que está estrechamente ligado con el branding. 

¿De qué se trata exactamente? 

La marca es la identidad única y distintiva que representa a un producto, servicio o empresa.

Son el conjunto de elementos, como el nombre, el logotipo, el eslogan, la personalidad y los valores y atributos, que ayudan a los consumidores a identificar y diferenciar a una empresa o producto de otros.

Por ejemplo, ¿cuál es la bebida por excelencia de la felicidad?

Efectivamente, Coca-Cola. 

Ya ves que la marca es más que solo un nombre o un logotipo.  Es la forma en que una empresa comunica su misión, visión y valores a los clientes y estos la perciben. 

Una marca sólida puede generar lealtad entre los consumidores, aumentar la percepción de valor y hacer que una empresa o producto sea más atractivo para los compradores.

La marca y el conjunto de significados que transmite es lo que hace que unos consumidores apuesten por Apple y otros por Samsung. 

Branding y marca están muy relacionados, tanto que pudiera creerse que son lo mismo, pero existe una diferencia sutil entre ellos: la marca es el resultado final de un proceso de branding bien ejecutado.

¿Cómo construir la marca para tu e-commerce?

Construir una marca exitosa para tu e-commerce requiere una cuidadosa consideración de una variedad de factores. Te explicamos cuáles son:

1. El insight

Un insight es una comprensión profunda y única de las necesidades, motivaciones, deseos o comportamientos de tus clientes o de tu público objetivo. Son las razones que le impulsan a comprar.

Al tener un insight, puedes desarrollar una estrategia más efectiva y relevante para llegar a tus clientes y resolver sus problemas de manera más efectiva.

Los insights son una herramienta valiosa para cualquier empresa o marca que busque mejorar su relación con sus clientes y aumentar su éxito en el mercado.

Identificar el insight de tus clientes, y en concreto, de tu buyer persona, te permitirá trabajar sus puntos de dolor y hacer que tu marca les dé justamente aquello que necesitan para satisfacerlos. 

Por lo tanto, tomándolo como base, desarrolla una estrategia de marca que refleje un conocimiento profundo de tus clientes y que les brinde una experiencia única y coherente.

2. La plataforma de marca

La plataforma de marca es una estrategia de branding que describe los valores, atributos, propósito, posicionamiento de una marca y cómo se diferencia de sus competidores

Se utiliza para ayudar a una marca a ser más coherente y consistente en sus mensajes y en su presencia en el mercado.

La plataforma de marca es un componente clave en la construcción de una marca fuerte y duradera. Incluye elementos como la misión y visión de la marca, su tono de voz y personalidad, su promesa a sus clientes y su posicionamiento en el mercado.

Al tener una plataforma de marca clara y sólida, un e-commerce puede mantener su consistencia en su presencia en el mercado y mejorar su capacidad para conectarse con su público objetivo.

Para desarrollarla en tu e-commerce, comienza por definir su misión y valores, los cuales deben ser claros y auténticos, y deben guiar todas las decisiones de marca.

Además, define cómo tu marca es única y se diferencia de la competencia. Esta diferenciación debe ser clara, relevante y auténtica: tu propuesta de valor. 

3. La identidad visual

La identidad visual de una marca es la representación gráfica que representa y transmite su personalidad

Incluye todos los elementos visuales que componen la imagen de una marca, como logotipos, esquemas de color, tipografía, fotografías y otros elementos gráficos.

La identidad visual es un aspecto clave del branding, porque ayuda a una marca a ser reconocida y a diferenciarse de sus competidores.

Una identidad visual bien definida garantiza que los clientes reconozcan una marca fácilmente y recuerden su mensaje y valores fundamentales. Para ello, es necesario que esta sea consistente en todos los sitios donde hace presencia, desde su sitio web y redes sociales hasta su empaque y materiales impresos.

¿Cómo construir la identidad visual? Comienza por crear un logotipo distintivo que capture la esencia de la marca, crea una paleta de colores que sea estéticamente agradable y relevante y utiliza fuentes que sean consistentes en todos los medios.

Teniendo todo esto claro, desarrolla una guía de estilo que describa los colores exactos, las fuentes y otros elementos de diseño que se utilizarán en todos los materiales de marketing.

4. La identidad verbal

La identidad verbal de una marca es la forma en que una empresa se expresa a través de las palabras

Esto incluye elementos como el tono de voz, el lenguaje, la terminología y los mensajes que una marca emplea para comunicarse con su público objetivo.

Una buena identidad verbal es importante porque ayuda a crear un mensaje consistente que sea fácilmente reconocible y memorable. 

También es una forma eficaz de comunicar los valores y el carácter distintivo de la empresa a sus clientes.

La identidad verbal es un aspecto clave del branding, porque ayuda a una marca a transmitir su personalidad y a conectarse de manera más efectiva con su público objetivo.

Al tener una identidad verbal clara y coherente, una marca puede fortalecer su presencia en el mercado, mejorar su capacidad para diferenciarse de sus competidores y aumentar su éxito a largo plazo.

Al definir la identidad verbal de tu e-commerce es fundamental que te asegures de que esta se comunique de manera uniforme en todos los canales y formatos para construir una identidad de marca unificada y reconocible.

Conclusión

El branding es una herramienta crucial para cualquier empresa y marca. No solo establece una identidad, sino que también la ayuda a diferenciarse de sus competidores.

Una marca fuerte puede proporcionar a una organización una ventaja competitiva, puesto que puede utilizarse para influir en la percepción del cliente y crear un sentido de lealtad. 

Una estrategia de marca bien diseñada puede ayudar a una organización a lograr sus objetivos, al mismo tiempo que ayuda a mantener su ventaja competitiva en el mercado.

El branding incluye elementos clave como la identidad visual y la identidad verbal de una marca, que son herramientas valiosas para transmitir la personalidad de una marca y mejorar su capacidad para conectarse con su público objetivo. 

Cada 2 semanas, nuestra newsletter e-commerce

Al enviar este formulario, acepto que PrestaShop S.A utilice los datos que he facilitado para el envío de boletines y ofertas promocionales. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento por medio del enlace que figura en los correos promocionales que recibes. Obtén más información sobre la gestión de tus datos y derechos.

Artículos que pueden interesarte